Y sucedió el BIG BANG.

Una explosión que nos ha transformado. Nuestro renacimiento.

Con esta idea comenzamos una nueva andadura en Espacio Borboleta.

Espacio Borboleta nuestro Big Bang

El universo de Espacio Borboleta

Un UNIVERSO renovado, un nuevo cosmos lleno de planetas por descubrir, lunas que visitar y estrellas que contemplar. Una energía que empuja a Borboleta por su nueva estela…

¿Qué nos depara este viaje intergaláctico?

Nos agarramos al asiento y apretamos los dientes para despegar a toda potencia. Con una mezcla de vértigo y mariposas en el estómago por el camino al que nos enfrentamos. Ilusión, ganas y risas son nuestro motor para volar bien alto.

¿Cuál es nuestro objetivo con este viaje cósmico?

Como dice el famoso poema de Antonio Machado

“ Caminante, son tus huellas

el camino y nada más;

Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar”

Sin pretensiones, sin expectativas. Tratando de volver a nuestra inocencia perdida. A disfrutar de desaprender. Ser curiosos. Divertirnos durante nuestro camino. A llorar si nos apetece. Y compartirlo con todos aquellos que quieran hacer este viaje, o parte de él, con nosotros.

No estamos solos en este universo. Hay vida. Mucha vida y muchas vidas. Queremos crear una comunidad que disfrute de la parte brillante de las cosas.

Una comunidad que quiera saber más.

Una comunidad que aporte desde la solidaridad y la generosidad.

Una comunidad que quiera descubrir otros lugares, otras miradas, otros horizontes.

¿Qué nos podemos encontrar en este universo?

Tras el Big Bang, el universo de Espacio Borboleta se expande sin límites. Conocemos solo una pequeña parte, pero el resto está por descubrir. Y eso es lo extraordinario.

Existen algunos planetas ya conocidos. También nacen algunas estrellas mientras otras se apagan.

Sabemos que existe un mundo de cuentos y libros. La constelacion musical. El planeta de la educación con su anillo formado por opiniones, helio y entrevistas. La estrella flamenca que nos encanta. Nuestro asteroide BorboELEando surcando el sistema planetario del español como lengua extranjera. Extraterrestres amantes de nuestra cultura. Soles irradiando recursos, luz y materiales. Un balcón donde observar supernovas y filosofar. Rincones donde dejar de ser materia y ser mente consciente. Cuerpos celestes donde abandonar la mente y ser sólo cuerpo.

Y mucho más…

¿Algo más?

No queremos despedirnos de este primer post sin antes agradecer a todos los que con su ayuda, apoyo y trabajo están haciendo realidad este vuelo.

A quienes siempre han estado, a los que llegan y a los que vendrán.

Gracias de corazón a todos.

El viaje va a comenzar. Los motores están preparados.

Tres…

Dos…

Uno…

¡Comienza nuestro despegue!

Espacio Borboleta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *