Tras mucho esfuerzo, tempestades y gotas de lluvia, Borboleta empieza a expandir sus alas. Gracias a todos los que nos apoyan y ayudan a que este proyecto llegue a ser posible, ¡ a volar!

Pies para que los quiero, si tengo alas para volar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *